Pautas de orientación díde

Podemos ver una lista pequeña a modo de ejemplo de las pautas de orientación que proporciona díde, el informe de pautas se genera según el resultado del estudio de cada niño/a, personalizado por edad, con pautas diferenciadas para los familiares y profesores.

  • Estimula sus capacidades: Ofrécele oportunidades de enriquecimiento intelectual como libros, juegos, etc. y/o cultural como la lectura, exposiciones, museos… apoya sus intereses personales, promueve el uso de TICs.
  • Crea un clima que promueva la autoestima y confianza en uno mismo: No lo etiquetes “superdotado, genio…” para que no se sienta presionado ni superior al resto de la clase.
  • Ayudar a promover y consolidar el aprendizaje de nuevas palabras: Se pueden utilizar cuentos o libretas con dibujos-pegatina para ponerle palabras a la imagen.
  • Motivar al alumno/a a realizar de forma autónoma tareas que puede finalizar con éxito a la vez que aprende y potencia: Por ejemplo, practicar actividades manipulativas donde el alumno/a pueda realizar clasificaciones de vocabulario con imágenes/pictogramas sin necesidad de ayuda del adulto.
  • No castigues o recompenses con la alimentación: No le castigues aumentando o disminuyendo las raciones de comida, no le ayudará solventar el problema.
  • Ten en cuenta sus emociones: No minimices ni menosprecies su malestar “estás muy bien, tienes un cuerpo muy bonito; tú no estás gordo/a”. Para que se sienta más comprendido/a no juzgues sus sentimientos.
  • Utilizar libros de dificultad creciente: Empezar a iniciar el interés por la lectura con libros-juego, que tengan ventanas y diferentes texturas. Si al niño/a le interesan las actividades artísticas se pueden utilizar libros para completar la historia con dibujos o para colorear.
  • Intentar establecer criterios de evaluación en función de la evolución y progreso y no sólo del resultado final del trabajo: El alumno/a deberá conocer cúal es el resultado que se espera de su trabajo. Evitar establecer criterios de aula común donde realizar un fallo sea equivalente a fracaso.
  • Asociar la lectura con situaciones positivas, tranquilas, divertidas…: Demostrarle lo útil y divertida que es la lectura, hacer bromas sobre lo que leéis o ir cantando las palabras. Utilizar momentos de unión y cariño para leer juntos.
  • Generar un ambiente de confianza en el aula: El alumno/a se deberá sentir cómodo al realizar preguntas y dudas tantas veces como necesite. Tener en cuenta la dificultad para escuchar y escribir simultáneamente. Dar tiempo para organizar sus pensamientos.
  • Practicar el recuerdo de hechos pasados: Ej. “¿Te acuerdas de las navidades cuando….?”. “Recuerda cual fue la primera atracción en la que montamos (antes, después)”
  • En las explicaciones, hacer hincapié en la descripción de conceptos: De una manera natural, se deberá repetir, siempre que se utilicen los conceptos básicos en las operaciones, su definición y características, para consolidar el aprendizaje significativo de los conceptos básicos.
  • Adaptar y adecuar el lenguaje: Hablar con un ritmo más calmado, pronunciar correctamente, evitar oraciones interrumpidas, no responder por el niño/a, permitiendo que responda a su manera
  • Disminuir el uso de preguntas “directas” y utilizar pregunta de alternativa reforzada: Ejemplo pregunta directa: ¿Qué es? – Ejemplo de pregunta de alternativa reforzada: ¿Qué es, un plátano o una manzana?
  • Ser ejemplo de conductas donde se promueve la reflexión: Servir de ejemplo para que el niño actúe utilizando la reflexión. Por ejemplo ante una situación en la que se pierde un objeto valioso, se puede actuar de diferentes maneras: perder los nervios, ponerse triste o recapacitar los sitios por lo que se ha estado y preguntar a las personas que le han visto con el objeto.
  • Marcar las tareas escolares de forma consecutiva: En el aula, hacer encargos al alumno/a de manera que, una vez acabe uno, le indiquemos el siguiente. No debe existir solapamiento.
  • Fomenta su autonomía: Dale responsabilidades (ayuda en la cocina, preparar su merienda, poner/quitar la mesa…) y déjale que tome pequeñas decisiones (elegir su ropa, el color de su cuarto…)
  • Cada alumno es único/a, no los compares: Cada uno es diferente al resto y eso nos hace únicos, por eso nunca lo compares con hermanos/as o amigos/as, nadie es ni peor ni mejor.
  • Deja que se enfrente a la frustración: No le evites problemas. Deja que se enfrente al motivo de la frustración y explícale que es normal equivocarse.
  • Enséñale a relajarse: Practica técnicas de relajación y respiración: relajación muscular progresiva, “La hormiga y el león”, “Somos un globo”, “Siente el corazón”…
  • Comunícate de forma empática: Hablad de cómo se siente, qué le preocupa, en qué le puedes ayudar…
  • Reduce el estrés: Puede que necesite algunos cambios a corto plazo en la cantidad de actividades, cambios familiares…
  • Fomentar la imitación de movimientos sencillos: Favorecer las repeticiones con actividades de interés (ej. canciones preferidas). Desde moldeamiento total hasta finalizar con únicamente ayuda gestual o verbal
  • Practicar normas de educación y amabilidad: Entrenamiento dirigido, de normas de cortesía como el saludo y la despedida. Continuando por formas de cortesía más complejas: por favor, gracias
  • Aprende a decirle NO: No dejes de negarle algo por temor a que tenga una pataleta y permanece firme cuando lo hagas.
  • Refuerza su buen comportamiento: Aunque sean pocas veces, elogia los buenos comportamientos (“Lo has hecho muy bien”, “estoy muy contento porque no has chillado en casa de la abuela”…)
  • Favorecer y practicar una buena relación familiar: Basada en la confianza, respeto, ayuda, humor, aficiones en común etc.
  • Demostrar confianza en el alumno/a y animarle a participar activamente en la clase: Por ejemplo, demostrar confianza con acciones como pedir su opinión o hacerle encargado de un favor.
  • Implicad y motivad desde casa en las rutinas que se establecen en el colegio: Por ejemplo recoger el material una vez se utiliza, colgar las mochilas o abrigos en sus perchas, compartir y dar las gracias si en clase se potencia y practica a diario.
  • Refuerza las conductas positivas: Si muestra conductas y motivación positiva, refuérzaselo con afecto, hablad sobre lo que ha hecho bien etc.
  • Adoptar posturas positivas en lugar de discutir o estar nerviosos o alterados en su presencia: Un ambiente familiar con humor y risas es muy bueno para reforzar lazos de confianza, comunicación, seguridad y autoestima.
  • Poned en practica a diario valores que sean importantes para vosotros como por ejemplo la solidaridad, la superación, el cariño, etc.: A través del juego con sus hermanos, primos, abuelos se puede practicar la solidaridad, autoestima etc.
  • Practicar la escucha activa y empática: La escucha empática es escuchar sin prejucios, apoyar, aprender y comprender de lo que oímos.
  • Ser ejemplo de una comunicación positiva y afable es muy importante: Ser amable, agradecer las cosas, pedir por favor, etc. Todo ello ayuda a crear y mejorar las relaciones sociales.
  • Ayudar a promover y consolidar el aprendizaje de nuevas palabras: Se pueden utilizar cuentos o libretas con dibujos-pegatina para ponerle palabras a la imagen.
  • Trabajar la interacción adecuada con compañeros/as: Actividades que incluyan practicar progresivamente situaciones reales como; pedir, informar, explicar o preguntar a otros.
  • No entrar en provocaciones ni desafíos: Intentar no contestar y demostrar con calma que hacéis lo que os habíais propuesto. Por ejemplo cambiar el canal de tv, ponerle la comida en el plato, aunque no quiera.
  • Eres su ejemplo: Intenta cumplir todo los que les digas: acuerdos, promesas, fechas de trabajos,…
  • Jugar con los 5 sentidos: Con la finalidad de conseguir que conozca y aprenda con los diferentes sentidos (sonidos, texturas, luces, colores, colchonetas).
  • Utilizar rutinas de anticipación: Secuenciar las tareas que se van a producir a lo largo de la jornada escolar.
  • Proporciónale actividad física: Estimula su movimiento a través de juegos o juguetes.
  • Establece límites desde principio de curso: Explícale de forma breve y clara las normas y las consecuencias de no cumplirlas.
  • Refuerza los avances: Cualquier avance en el afrontamiento del miedo debe ser reforzado positivamente.
  • Practicad ejercicios de relajación: Juegos, canciones, cuentos…
  • Estudiar y realizar tareas como esquemas o resúmenes casi todos los días, intentando que sea a la misma hora y en el mismo lugar: Esto ayuda a asimilar el aprendizaje y a tener un buen hábito de estudio. Una vez adquirida la rutina cuesta menos recordar, sintetizar, etc.
  • Priorizar y ordenar por importancia y dificultad las tareas y el estudio: Se recomienda comenzar por tareas que requieren una concentración media. Continuar con tareas de dificultad o concentración alta y acabar con las tareas o estudio más ligero. Intentar realizar descansos de 10 minutos cada 40 minutos de estudio.
  • Educar y practicar formas básicas de amabilidad y educación: Por ejemplo, ¿qué debemos decir cuando nos den un regalo? ¿Cómo podemos decirle a nuestro amigo/a que también queremos participar en un juego?
  • Practicar la comunicación asertiva: Practicar y ser ejemplo de conductas y pensamientos que nos permiten defender nuestros derechos/intereses de forma tranquila y segura.
  • Jugar a repetir palabras y frases en determinados contextos: Sobretodo, podemos utilizarlo cuando necesitamos que el niño/a aprenda y memorice algo que implica una secuencia importante. Ej. El camino a casa.
  • Sentar al niño/a en el lugar adecuado de la clase: Se tratará de un lugar donde el niño/a pueda atender y oír con claridad las directrices del maestro, evitando distracciones. Una posición adecuada podría ser enfrente del profesor, entre alumnos/as más tranquilos y lejos de estímulos.
  • Los dispositivos no tienen que interferir en las rutinas de estudio o rutinas básicas del niño/a o joven: Evitar siempre que el tiempo dedicado a los dispositivos interfiera en las horas y en la calidad del sueño y alimentación o interfiera los tiempos que se dedican a las tareas, deberes, estudio…
  • Establecer tiempos de uso de los dispositivos tecnológicos para ocio y tiempo libre: Entre semana no debería ser superior a 30-40 minutos, los fines de semana este tiempo de ocio y tecnologías puede ser superior.
  • Practicar con puzzles/rompecabezas: Al principio se pueden dejar algunas de las piezas en el rompecabezas sin quitar para que únicamente tenga que completar el puzzle. Poco a poco, aumentar el numero de piezas que debe encajar. Utilizar una foto del puzzle como refuerzo.
  • Dedicar el tiempo y espacio adecuados para sistematizar los aprendizajes: No se deberá utilizar tiempo de juego libre o tiempo de actividades de tipo social para esta práctica.
  • Practicar el recuerdo de hechos pasados: Ej. “¿Te acuerdas de las navidades cuando….?”. “Recuerda cual fue la primera atracción en la que montamos (antes, después)”
  • Utilizar cualquier elemento de la clase para realizar clasificaciones: Por ejemplo, cada vez que cojamos una tiza, podemos ordenarlas de mayor a menor, y de menor a mayor.
  • Llevarles a representaciones de teatro, cuentacuentos o títeres: Puede ser de ayuda para que observen y desarrollen diferentes formas de expresión. Un buen recurso podría ser crear e inventar canciones relativas a situaciones cotidianas del ambiente familiar (ej. poner la mesa, vestirse…).
  • Realizar actividades con definiciones: Ej. Unir flechas entre conceptos y definiciones en un mural
  • Acompañarle en circunstancias en las que se pueda producir el acoso: Trata de estar en situaciones clave, por ejemplo, de camino al colegio. También puede haber otras situaciones en las que necesite tu acompañamiento. Pregúntale, intenta averiguarlo.
  • Habla con los alumnos/as sobre qué es el acoso. La información es esencial para sensibilizar y detectar a tiempo: Así podrán detectarlo, hablarlo con más naturalidad, saber cómo enfrentarse a él, cómo ayudar…el siguiente paso implícito a tener formación es la sensibilización.
  • No estáis solos. Hay muchos recursos y profesionales que pueden respaldaros y ser de gran ayuda, buscad apoyos: Mientras buscas ayuda profesional aconseja al niño/a o joven que no conteste a la provocación y que abandone la conexión al mínimo indicio de acoso.
  • Infórmate acerca de los riesgos de Internet para poder prevenir y educarle adaptándote al S XXI: Por ejemplo enseñarle a diferenciar entre amistades, contactos, contactos desconocidos, etc, para compartir la información de forma selectiva.

Avalados por:

Click edit button to change this text.