Familia, motivación y dificultades del aprendizaje, factores que influyen en el rendimiento escolar

Las familias se preocupan mucho cuando su hijo o hija tiene problemas en la escuela, y especialmente cuando reciben el boletín de notas empiezan a saltar las alarmas.

Pero en muchas ocasiones ese «esforzarse más» puede que no sea la variable principal de su evolución, sobre todo si son niños con dificultades del aprendizaje sin diagnosticar ni tratar. Las notas son el indicador de problemas invisibles no detectados y que merman la autoestima y motivación del niño. 

En la etapa de educación primaria ya se pueden empezar a identificar los primeros indicadores que pueden llevar al niño, si no intervenimos a tiempo, al fracaso escolar.

Tras estos problemas podemos encontrar:

  •  dificultades del aprendizaje de la lectoescritura, cálculo, dificultades con el procesamiento de la información no verbal, memoria, adquisición del lenguaje, articulación y pronunciación, etc.;
  • dificultades del desarrollo y área social como situaciones de acoso escolar y ciberacoso, desadaptación social, comunicación, sociabilidad, empatía, inflexibilidad mental, social y comportamental, predisposición a capacidades avanzadas, visión, psicomotricidad, etc.;
  • dificultades en el área emocional y comportamental como desadaptación familiar, desadaptación escolar, baja tolerancia a la frustración, desobediencia, conducta dominante-exigente-egocéntrica, uso desadaptativo de las nuevas tecnologías, atención e impulsividad, alimentación-conductas problemáticas, baja autoestima, bajo estado de ánimo, etc.
indicadores dide

Los cuestionarios díde tienen en cuenta hasta 35 indicadores que influyen en el aprendizaje y desarrollo del niño y adolescente para identificar sus dificultades y sus necesidades reales.

Entorno familiar

Todas las estructuras, incluida la familiar, al igual que pasa con las máquinas, necesitan un mantenimiento.  El funcionamiento pacífico de la vida familiar precisa pequeños ajustes una y otra vez, pues están compuestas por elementos muy complejos como lo son las personas, elementos en constante cambio.

Los niños necesitan un ambiente familiar rico en estímulos, donde capten una verdadera implicación de la familia en su vida escolar.  Los buenos hábitos, las buenas costumbres hay que enseñarlas puesto que los hijos no vienen al mundo con ellos incorporado.  Muchos de los conflictos familiares surgen porque nuestros hijos no son como nosotros quisiéramos, no se comportan como es debido, queremos que tengan hábitos, valores y buenas costumbres como por arte de magia y sin que nos cueste esfuerzo alguno.

Vivimos en una sociedad que siente debilidad por las soluciones rápidas y que no impliquen mucho esfuerzo.  Pero para los conflictos familiares no hay respuestas fáciles y duraderas que no pasen por abordarlos directamente y no ignorarlos, pasa por intentar resolverlos y pasa por el esfuerzo, la reflexión y el cariño y amor constantes.

Metodologías didácticas en clase

  1. Escuela. Los profesores también ejercen un papel activo para que el estudio se muestre interesante a los ojos del niño a través de los métodos didácticos que emplea en sus clases, su formación académica y pedagógica, el tipo de relación que fomente y desarrolle con sus alumnos/as, el clima escolar en general, etc.
  2. Métodos y técnicas de estudio que ayuden a sistematizar los conocimientos y optimizar el tiempo.

Autoestima

Muchas veces las malas notas esconden una baja autoestima en los niños. Si sienten que no son capaces de alcanzar las metas que se proponen, será difícil que las logren. Hazle sentir que le prestas atención y tienes en cuenta sus sentimientos e inquietudes. 

La autoestima de los niños está muy influida por la calidad del tiempo que los padres pasamos con ellos.  Es muy importante que cuidemos el concepto que tienen de ellos mismos y que les demos una imagen positiva de quienes son y de lo que hacen. Hay que enseñarles a incorporar los errores en el proceso de aprendizaje y no desmoralizarse ante las dificultades: todos los problemas tienen solución.

Atención

Desde muy pequeños hay que habituarles a tareas que les ayuden a concentrarse durante períodos de tiempo apropiados a su edad. Para aprender es fundamental que sean capaces de centrar su atención en lo que tienen entre manos.

Hay indicios que no debemos pasar por alto: cuando les cueste concentrarse, mantenerse quietos y cuando reaccionen con mayor impulsividad.  El TDAH es una dificultad de aprendizaje que permanece también en la vida adulta, sin embargo, tratando las áreas afectadas con técnicas de reeducación, la mejoría es notable y suelen promocionar en el ámbito académico. Por otro lado, el síndrome TDA refiere a niños/as que tienen dificultades para mantener la atención cuando la tarea no es muy motivadora.

Lectoescritura

Es una de las claves del éxito escolar. La lectura  y la escritura son imprescindibles para todas las asignaturas y si no las dominan, el edificio se tambalea desde sus cimientos. Debemos fomentar en ellos el amor por la lectura y la escritura.

Disgrafía: Los niños y niñas con disgrafía escriben de manera muy defectuosa y resulta muy difícil reconocer lo que se quiere expresar. Es necesario proporcionar a este niño/a una reeducación específica de destreza motora, para la correcta habilidad de expresión gráfica.

Dislexia:  Los niños y niñas que presentan Dislexia tienen con frecuencia dificultad para leer y escribir. Suelen cometer errores como omitir letras, o cambiarlas de orden. Es necesario que estos niños/as reciban un tipo de ayuda especial para no ver afectados sus resultados en la escuela. Realizar actividades especificas de lectura y/o escritura favorece la reducción del problema.

La observación de padres y profesores hace posible la detección temprana de las dificultades del aprendizaje y desarrollo. 

Motivación

A veces detrás de las malas notas está el desinterés y la falta de motivación de los chavales por todo lo que tiene que ver con el colegio. Esto conlleva falta de esfuerzo personal y abandono de sus tareas.  Llama la atención, cuando les observamos, comprobar que los hijos poseen recursos en la búsqueda de soluciones para la resolución de problemas, suelen ser prácticos y solucionan los problemas pensando en el aquí y en el ahora y no se lo plantean para un largo periodo de tiempo.  Los adultos deben ser pacientes porque los niños alcanzarán los niveles deseados más despacio de lo que fuera de desear pero el resultado final es más satisfactorio.  Es importante que los niños piensen que pueden controlar su propia vida.  Es una condición fundamental para que una persona pueda tomar decisiones, sienta la necesidad de decidir ante cualquier situación y además, adoptar responsabilidades, desarrollar las propias habilidades personales o actuar con confianza en un mundo cada vez más competitivo.

Memoria

Esta capacidad  es clave para el rendimiento escolar. Se puede ejercitar y estimular con juegos y actividades divertidas.  debemos descartar problemas de memoria, dificultad de aprendizaje que se caracteriza por presentar los siguientes comportamientos en el aula: progreso académico lento, olvido de las instrucciones, errores en la realización de actividades que exigen almacenamiento y procesamiento simultáneo, pérdida en la ejecución de tareas complejas o no retención de aprendizajes.

Medidas preventivas

Muchas veces los padres no saben si lo que les ” preocupa” de sus hijos es algo normal en el desarrollo evolutivo o deberían buscar ayuda profesional. El ritmo actual  de vida y  la falta de tiempo de los padres muchas veces no les permite buscar o encontrar  la información necesaria para detectar si existe un problema escolar o pedagógico. Otras veces, no saben a quién tienen que acudir.

Todo esto hace que a menudo, se pierda  un tiempo muy valioso que podría haber solucionado un potencial problema de fracaso escolar.

El período que transcurre desde las primeras sospechas hasta el diagnóstico de cualquier problema del aprendizaje y desarrollo del niño provoca angustia, incertidumbre y desorientación en las familias. La detección temprana ayuda a planificar una intervención a tiempo

“Trabajamos con niños muy pequeños que presentan dificultades en diferentes estados evolutivos. Otros maduran antes, los hay con AACC, pero les hacemos leer y escribir a TODOS A LA VEZ. Si supiésemos respetar los ritmos de cada uno, sería más fácil ayudarles a avanzar” Ana cobos, presidenta COPOE

Los recursos digitales son herramientas que favorecen mucho el trabajo de los orientadores educativos y docentes a la hora de detectar las dificultades y necesidades de los alumnos.

La herramienta Dide para profesionales ofrece una visión global del perfil del niño para identificar sus dificultades y sus necesidades reales. Los padres y los profesores son una pieza clave, sus observaciones y respuestas a los cuestionarios digitales aportan la información necesaria para que los orientadores educativos inicien una intervención adecuada y a tiempo.

La versión para familias, Dide Familia, ofrece a los padres la posibilidad de identificar qué factores están influyendo en el aprendizaje y bienestar de su hijo. Para ello, necesitarán, si lo desean, la participación del profesor/es. En caso de emerger algún indicador, se recomienda la valoración de un profesional psicoeducativo.

Ya en 2013 el Colegio de Psicólogos de la C.V. avaló su fiabilidad a raíz de un estudio que obtuvo resultados muy satisfactorios a favor de la plataforma. “Hemos observado un grado de concordancia significativo entre las puntuaciones dadas por el sistema díde y las dadas por expertos orientadores” .

Hoy día, la plataforma educativa  díde es reconocida por la Unión Europea como instrumento de alta calidad después de superar los estrictos criterios de evaluación con respecto a Excelencia, Impacto, Calidad y Eficiencia de la Implementación.

dide, dificultades de aprendizaje, diversidad, inclusión, abandono escolar,

ENTRA EN DIDE.APP Y EMPIEZA AHORA MISMO

mariposa efecto díde

Únete al #efectodide www.educaryaprender.es

Síguenos

Equipo díde

Por una educación inclusiva. Transformando diferencias en oportunidades at díde
Si te interesa los temas de los que hablamos y quieres saber cómo puede ayudarte díde
puedes solicitar más información a través de www.educaryaprender.es
Equipo díde
Síguenos