La disgrafía y la discalculia que entre otras dificultades se engloban dentro de los trastornos específicos del aprendizaje se pueden identificar mucho antes de que empiecen a dar problemas.

¿Qué es la disgrafía?

Se utiliza para designar el trastorno de la escritura que afecta a la forma o al contenido de la misma. Nos referimos a la disgrafía cuando la manifiestan niños o niñas que no presentan problemas intelectuales que la pueden estar causando.

La escritura es básica, si la capacidad para comunicarnos de forma escrita está afectada, es lógico que se verán afectada otras áreas del aprendizaje y correcto desarrollo.

Los tipos y síntomas de la disgrafía se pueden diferenciar en 2 principalmente.

  1. Disgrafía motriz y signos secundarios globales; por ejemplo los signos relacionados con la postura inadecuada al escribir, mantener de forma incorrecta el lápiz o el bolígrafo, o con la velocidad muy rápida o muy lenta en la escritura.
  2. Disgrafía específica y síntomas específicos; están relacionados con el tamaño y forma o deformidad de las letras, la utilización de un excesivo espaciado y en resumen todo aquello que nos dificulte la comprensión de lo escrito a nivel gráfico.

Dependiendo de la fase de desarrollo en la que los niños/as se encuentren la disgrafía se muestra de diferentes formas. Por ejemplo, en niños que comienzan a escribir suele notarse que aprietan mucho el lápiz y se cansan muy rápido de dibujar, mientras que los adolescentes pueden tener problemas para organizar los pensamientos por escrito y haber una gran diferencia entre su capacidad de expresión escrita y oral.

¿Y qué es la discalculia?

Es el trastorno que afecta al aprendizaje de los conocimientos aritméticos básicos: adición (suma), sustracción (resta), multiplicación y división.

El estudio de esta dificultad del aprendizaje comenzó a finales del siglo XIX y ha ido adquiriendo diferentes nombres: Síndrome de Gertsman, Acalculia o Trastorno del desarrollo aritmético.

Hay 4 tipos de discalculia, vamos a describir sus principales características:

  • Discalculia primaria: dificultad relacionada con una lesión a nivel neurológico.
  • Discalculia secundaria: asociada a una baja capacidad de razonamiento y orientación espacio–temporal. Se caracteriza por una mala utilización de los símbolos numéricos.
  • Disametrica: dificultad para la resolución de operaciones y problemas.
  • Discalculia espacial: Presentan dificultad para ordenar y estructurar números.

¿Cuáles son sus causas, la etiología de estas dificultades?

Igual que ocurre con el trastorno de la lectura (dislexia) del que ya escribimos, no se conoce una única causa para estas dificultades. La opinión más extendida de los profesionales que investigan al respecto es que estarían influyendo en su origen; factores del desarrollo, cognitivos, emocionales, lingüísticos, perceptivos, espaciales, etc.

Como vemos en los 4 tipos principales de discalculia pueden verse afectados diferentes tipos de aptitudes o destrezas relacionadas con estos factores y que son muy importantes para el aprendizaje y desarrollo de los niños y las niñas.

Por lo general las dificultades con el cálculo y la escritura se empiezan a hacer más visibles en los primeros cursos de educación primaria, donde se suelen realizar la mayoría de las detecciones y diagnósticos.

Pero hay síntomas que hacen posible la detección y prevención un poquito antes, es por ello que para ambas dificultades, discalculia y disgrafía, la plataforma díde empieza a pre-evaluarlos entre los 4 y los 5 años de edad. Cuanto antes podamos detectar y prevenir, menores serán las consecuencias así como las adaptaciones necesarias en su aprendizaje, ya que como sabéis, el conocimiento y destrezas adquiridas en los primeros años de vida, es clave.

¿Qué podemos hacer una vez se identifica una de estas dificultades?

Hay muchas maneras de ayudar a un niño/a con disgrafía o discalculia incluso antes del diagnóstico final, ya que éste puede tardar más de lo esperado en realizarse, por las derivaciones a los profesionales competentes, el trasvase de información entre ellos, etc. El apoyo, la comprensión y hacerles saber que no están solos frente a sus dificultades es vital para su desarrollo y autoestima.

Desde Grupo VS os animamos a concienciar al entorno, tanto a los colegios, institutos y profesores como a las familias. ¡Es posible prevenir tempranamente de forma sencilla! Además esta prevención se acompaña con pautas de orientación adaptadas para las personas que conviven con el niño/a.

En general las estrategias y pautas de orientación para abordar la disgrafía y la discalculia se dividen en cuatro categorías principales:

  • Facilitar alternativas, adaptando la forma de llegar al conocimiento o adaptando la forma de evaluarlo.
  • Pequeñas modificaciones en las actividades para evitar que el área de dificultad sea el centro de atención de la tarea.
  • Desempeño: trabajar con ejercicios específicos para la mejora de la escritura o el cálculo.
  • Reconocer y reforzar las muchas otras potencialidades y destrezas de los niños/as.

Hemos dicho que la causa de estas dificultades es multifactorial, entonces, ¿a qué esperamos para utilizar como familias o como profesionales estrategias innovadoras, diferentes, globales? Educar y aprender al mismo tiempo es una de las cosas más gratificantes que pueden suceder. El abanico de posibilidades que ofrecen la educación y la tecnología es infinito, ¡abrámoslo juntas/os!

El imposible no podría haber ocurrido, por lo tanto lo imposible debe ser posible a pesar de las apariencias.

Esta cita es de Agatha Christie (1890–1976), los historiadores piensan que pudo haber tenido dificultades de lectura y escritura. No saben si disgrafía, dislexia o ambas. Sus novelas continúan estando entre los libros más conocidos mundialmente.

Créditos de imagen: www.coachingpro.es

Eva Campos
Síguenos en

Eva Campos

Psicóloga sanitaria, asesora psicopedagógica e investigadora en la U.V. at Educar y Aprender (Grupo VS)
Formo a nuestros clientes sobre las posibilidades que ofrece la plataforma díde y elaboro junto a mis compañeros contenidos para su mejora y evolución. También difundimos el conocimiento adquirido estos años, participando activamente en diferentes medios de comunicación y foros de profesionales de la orientación y la educación.
Eva Campos
Síguenos en