Descarte y detección – screening

díde es una herramienta de Screening que en poco tiempo agrupa y procesa la información sobre las áreas del desarrollo y aprendizaje (hasta 35 indicadores) a través de la observación de las personas que rodean al niño y conviven diariamente con él.

Con los resultados del Informe de Prevención, el profesional puede tomar una decisión sobre si hacer una evaluación más específica en determinadas áreas del desarrollo y aprendizaje u otro tipo de intervención con el niño/a, sus profesores y sus padres.  Como herramienta de screening díde proporciona al profesional información estructurada y estandarizada que normalmente está en el aire. Recoger esa información requiere de un proceso laborioso que se puede alargar en el tiempo.

 

¿Qué detecta díde?

Indicadores díde y los trastornos del desarrollo y aprendizaje.

Los indicadores de díde son síntomas de una posible dificultad. Los estudios díde reflejan el estado de las dificultades que puede estar experimentando el niño en ese momento concreto de su desarrollo, un momento puntual. Algunas de las posibles dificultades que detectamos no tienen por qué perdurar en el tiempo y la existencia de la dificultad solo puede determinarla un orientador escolar o profesional de la salud.

 

¿Cómo detecta o descarta díde posibles dificultades?

díde transforma criterios psicopedagógicos en ítems en los cuestionarios para que puedan ser respondidos por el entorno familiar y educativo del niño/a sin necesidad de conocimientos técnicos.

 

  1. Recogemos esa observación mediante los cuestionarios díde. (ESTUDIOS)

Hacemos partícipes a los familiares y profesores del niño/a a través de la observación de situaciones diarias en la relación con el menor en diferentes entornos.

Hacemos accesible a las familias la recogida de la información sobre situaciones que influyen en las dificultades mientras aprenden y entrenan la adquisición de conocimientos sobre ellas. Empiezan practicando esta observación con los cuestionarios y continúan poniendo en práctica las pautas con sus hijos.

Hemos configurado los cuestionarios en grupos de indicadores relacionados entre sí para reducir la amplitud de posibles dificultades que detecta o descarta díde. La intención es poner el foco de los observadores en cada uno de estos grupos y así ofrecer resultados al profesional fáciles de abarcar.

El número de indicadores que se pueden identificar en cada cuestionario depende de la edad del niño, la etapa de su desarrollo y el entorno en el que el observador se relaciona con él: familiar o escolar.

 

Cada uno de estos cuestionarios se ajusta a unas necesidades o preferencias concretas a la hora de hacer el screening:

  • Emoción y comportamiento: con él recogemos la observación de las situaciones diarias relacionadas con las actitudes, hábitos, comportamientos y sentimientos del niño o niña.

 

  • Desarrollo y Habilidades Sociales: con él recogemos la observación sobre el desarrollo sensorial, motor y cognitivo de los niños y niñas, y situaciones de las relaciones sociales que se pueden dar durante la etapa educativa.

 

  • Educación y aprendizaje: con él recogemos la observación en cuanto a la adquisición, razonamiento y práctica del aprendizaje de los niños y niñas.

 

indicadores y cuestionarios díde

Indicadores que recogen los tres cuestionarios díde

 

  1. Ofrecemos los resultados organizados y estandarizados. De forma accesible para una fácil interpretación y detección.

Las preguntas de los cuestionarios visibilizan posibles señales o síntomas de la dificultad. Procesamos estos datos recogidos por la familia y profesorado del niño de forma automática en base a unos criterios que nos permiten calcular si es posible que el niño esté experimentando una dificultad o no.

Mostramos los resultados según la valoración más alta que ha dado cada participante a los indicadores que manifiestan la posible dificultad. Además, hemos estandarizado las puntuaciones en tres niveles de prevención que favorecen la comprensión e interpretación de los resultados.

 

Prevención díde

Es más probable que la estructura del modelo mental que se genera leyendo nuestros resultados, se cumpla cuando los indicadores aparecen en los valores extremos. Pero la prevención temprana y continuada está en los valores intermedios, ahí es donde más información hay para explorar. Los indicadores en los valores intermedios tienen relación con los extremos o pueden ser síntoma de un problema más adelante durante el desarrollo del niño.

 

La importancia de los valores intermedios para su toma de decisiones y la prevención y detección temprana.

Los valores en el nivel intermedio están recogiendo información significativa respecto al desarrollo del niño.

Hay dificultades que comparten señales que ocurren simultáneamente y además pueden cambiar con el tiempo. E método díde ayuda en la toma de decisiones durante la evaluación clínica de posibles dificultades que se presentan con comorbilidad, los síntomas detectados en díde pueden inducir a error u omisiones de algunas dificultades.

Podemos tener en cuenta los efectos de los valores intermedios en relación con los extremos. Teniendo en cuenta solamente éstos últimos estaríamos pasando por alto señales de una posible dificultad “escondida”, difícil de detectar o con alta confusión con otras posibles dificultades.

Los valores intermedios de díde por sí mismos no detectan o descartan y por eso pueden no parecer significativos en un primer vistazo. La suma de todos ellos o la manera en la que se relacionan las señales que contiene la posible dificultad y pueden destapar su existencia, en un principio camuflada.

Cómo interpretemos las señales del nivel intermedio puede ser clave a la hora de detectar la posible dificultad:

  • la relación entre los valores medios y altos, nos puede indicar comorbilidad entre ciertos indicadores.
  • las señales en este nivel pueden estar indicando un momento previo a la dificultad o estar muy cerca de ella.
  • o simplemente la inmadurez del menor.

Por otro lado, cuando las personas dudan mientras responden los ítems, no suelen escoger las respuestas con valores extremos. En las gráficas de las observaciones individuales, el orientador puede darse cuenta y hablar con ellos para resolver sus dudas y afinar los resultados.

 

Orientación y seguimiento díde:

La detección de las posibles dificultades es el primer uso de díde educación. Una vez el profesional ha determinado su diagnóstico, comienza la etapa de seguimiento de la evolución del niño. En estos dos momentos el uso de díde puede ayudarle a tomar decisiones:

 

  • Facilitamos averiguar por qué camino continuar explorando: la detección de los indicadores en valores extremos e intermedios ofrece información sobre qué tipo de intervención hay que poner en marcha y a quiénes hacer partícipes de ella:

 

  • Una intervención ligera diseñando protocolos de mejora para el niño con la colaboración de la familia/profesores.

 

  • Continuar con un proceso diagnóstico ya encaminado gracias a la detección amplia de indicadores que detectamos con díde.

 

  • Ofrecemos pautas relacionadas con los indicadores: están diseñadas para trabajar indicadores concretos, pero no hace falta que exista una dificultad para que las familias y los profesores las practiquen. Hay dos tipos de pautas para profesionales. Las distinguimos en función del lenguaje y la sencillez de las ayudas que hemos elaborado para que sean compresibles por cualquier persona sin conocimientos psicopedagógicos.

-Técnicas: estas pautas son específicas para cada indicador y aparecen para los indicadores de niveles altos e intermedios. Es necesario un conocimiento psicopedagógico para llevarlas a cabo de forma adecuada con el niño. Recomendamos su uso dentro del equipo de orientación o con otros profesionales de la salud, pero no está cerrado a que se les asignen a las familias según el criterio de cada orientador.

-Genéricas: estas pautas pueden trabajar varios indicadores y están diseñadas para todos los indicadores en todos los niveles de resultados. Están elaboradas con un lenguaje adaptado y ejemplos sencillos para que las familias las puedan trabajar y aprender en casa con el niño y/o que profesores extraescolares puedan aplicar en sus clases con el niño.

Comunidad díde y validación de los resultados

El método díde es innovación social, atiende a las necesidades y retos sociales y económicos del Siglo XXI con el objetivo de ayudar a los niños de todo el mundo para que tengan igualdad de oportunidades, que su posible dificultad suponga una oportunidad para él y todo su entorno.

Para llevar a cabo este empoderamiento social es necesario atender a la diversidad, pero para nosotros solos es algo inalcanzable. Tenemos validaciones de Colegios de Psicopedagogos de nuestro entorno más local. La validación de los resultados de los estudios díde por países, para abarcar la amplitud de niños a los que necesitamos llegar se nos hace una tarea imposible.

El alcance global de Internet y el poder del conocimiento de los usuarios profesionales de la salud pueden complementar nuestro saber psicopedagógico validando los resultados de los estudios de cada niño. Ellos son los únicos que pueden hacer un diagnóstico, con díde se lo facilitamos. Por lo tanto, cuanto mejor detectemos, mejor y más tiempo podrán dedicar a la intervención con el niño.

Así aprovechamos los recursos digitales para mejorar junto con nuestros usuarios y los niños a los que ayudamos juntos.

¿Quieres saber cómo implementar díde en tu día a día? Contacta con nosotros.

Acceder a parte 1

¿Qué es díde educación?

¿De qué se compone? (cuestionarios, estudios, indicadores, informes…)

Objetivos de díde

Equipo díde
Síguenos

Equipo díde

Por una educación inclusiva. Transformando diferencias en oportunidades at díde
Si te interesa los temas de los que hablamos y quieres saber cómo puede ayudarte díde
puedes solicitar más información a través de www.educaryaprender.es
Equipo díde
Síguenos